Puntos de Vista OFICIAL SUBINSPECTORA NOELIA CÉLIZ

“Nos animamos a decir que en la actualidad prevalecen las mujeres en estado de ebriedad durante las fiestas”

10/09/2018 -

El tema de los jóvenes alcoholizados generalmente involucraba a los varones, pero hoy la situación cambió y hasta nos animamos a decir que prevalecen las mujeres.

La mayoría de las veces nos topamos con adolescentes muy rebeldes, que no colaboran con nuestro procedimiento.

En el caso de cumpleaños en hogares, cuando llegamos esconden el alcohol; queremos hablar con ellos y se vuelven agresivos; y en ocasiones se resisten a brindaron un contacto telefónico con sus padres o tutores. El protocolo de intervención dice que nosotros, ante una situación como ésta, debemos entregar al menor a un adulto responsable, llámese padre o alguna persona que viva con ellos, bajo el mismo techo, a quien se les brindará toda la información. Ellos deben tomar conocimiento de la situación de vulnerabilidad en la que estaba el hijo en el momento en que lo sorprendimos ingiriendo alcohol. Muchas veces lo padres colaboran con nosotros, pero siempre está el que cuestiona nuestro trabajo.

Intervención

En el caso específico de los boliches, nuestro trabajo empieza en el ingreso al mismo. Ahí conversamos con los chicos a fin de detectar si tienen aliento etílico.

En caso de ser positivo, lo trasladamos a la carpa de contención y mediante una charla amena le pedimos sus datos.

Convengamos que ellos tienen alcohol en sangre y pueden reaccionar de distintas maneras. Cuando logramos obtener un dato de los padres, los ubicamos y los citamos en el lugar. Una vez que llega el tutor, comienza el control del médico de policía, en presencia de este adulto responsable. Esta decisión de que el padre presencie cuando el médico examina al menor es para tranquilidad del padre y también para nosotros.

Posteriormente se hace un acta de entrega y se retira al joven.


 
Compartí
esta nota

También te puede interesar