×

“Pudo haber sido una tragedia; disparó a quemarropa, nos quería matar”

Noel Figueroa, hermano del joven baleado habló y contó lo que sucedió en la finca de El Zanjón, la mañana del viernes.

- 22:23 Policiales

La Justicia dirimirá esta semana la situación del comerciante -Germán Gabriel Saucedo- ya que su defensa presentó un pedido de eximición de prisión y la fiscal de la causa, Dra. Celia Mussi, solicitó su detención. Mientras tanto, el joven que baleó la mañana del viernes pasado, se recupera favorablemente.

El sangriento episodio se produjo pasadas las 10.15 en el interior de una finca -ubicada en El Zanjón- propiedad de Saucedo, cuando éste mantuvo un altercado con los hermanos Eduardo Noel Figueroa y Leonel Díaz, éste último, herido de un balazo.

EL LIBERAL dialogó con Eduardo, quien contó que no conocía al dueño de casa y que sólo estaba en el predio por amigos en común que lo habían invitado -a él y a su hermano- a un “after” después de pasar la noche en un boliche de calle Independencia.

“Nosotros no sabíamos que él era el dueño de casa. Estábamos ebrios, obvio si habíamos pasado la noche bebiendo y allí seguíamos tomando. Pero todo estaba bien hasta que en un momento él -por Saucedo- se acerca, me insulta y ahí nomas me golpea”, expresó el joven quien trabaja en un comercio autoservicio.

Continuó diciendo: “Yo también respondo y comienzo a golpearlo. Intervienen unas chicas que estaba ahí y me sacan al patio de la finca, pero les digo que eso no iba a quedar así y vuelvo otra vez”.

Según explicó Eduardo, cuando ingresó otra vez a la casa encontró a Saucedo armado. “Él sale de una pieza con el arma, entonces ahí forcejeamos. Él logra zafarse y yo corro para evitar que dispare. En ese momento le apunta a mi hermano y le dispara a quemarropa. Yo enciendo la moto y ahí mi hermano sale detrás de mí y me dice que le había dado. Perdía sangre. Lo subo y lo llevo. En la Independencia nos sale la cadena de la moto y ahí nos detenemos”, enfatizó.

El joven contó que al ver que su hermano estaba muy dolorido decidió asistirlo. “Le hice un torniquete con su campera. Hice parar a los autos y pedimos ayuda. Después fue trasladado al Regional”, manifestó.

Expresó que el incidente pudo haber terminado en algo peor. “El tipo se ‘sacó’ de la nada y comenzó a hacer tiros. Podía haber sido una tragedia y podía haber muerto alguien porque había más de quince personas en ese lugar. Por suerte mi hermano ahora está bien, pero jamás pensamos que esto podía terminar así”, ratificó.

El joven espera que la Justicia castigue con todo su peso a Saucedo, quien tras el ataque huyó de la finca y tampoco volvió a su casa de calle Roca (S) al 900 cuando la policía fue a buscarlo por orden del juez de Control y Garantías. Por su parte, la Dra. Celia Missi -fiscal de la causa- comenzará a tomar declaración testimonial a todos los concurrentes al “after”, y el primero en ser citado será la víctima.

Más noticias de hoy