×

Prometía adjudicar casas del Ipvu y estafó a un joven en más de $170 mil

Hasta ahora hay una denuncia formal, pero los investigadores sospechan que habría nuevas presentaciones en las próximas horas.

- 23:31 Policiales

Un hombre terminó tras las rejas sospechado de haber pergeñado una estafa por más de $170 mil en perjuicio de un joven al que le había prometido que le tramitaría, a través de “contactos”, la adjudicación de una casa del Instituto Provincia de la Vivienda y Urbanismo (Ipvu).

De acuerdo con lo manifestado por las fuentes, efectivos de la División Delitos Económicos irrumpieron ayer en las primeras horas de la mañana en un domicilio de calle 65 del barrio Ejército Argentino donde procedieron a detener a Walter Eusebio Orieta de 49 años, presunto autor del supuesto delito de “estafa” en perjuicio de un joven identificado como Alejandro Manuel Islas de 26 años, domiciliado en el barrio Almirante Brown. La medida había sido ordenada por la jueza de Control y Garantías, Dra. María Pía Danielsen, a instancias del requerimiento del fiscal que investiga la maniobra, Dr. Sebastián Robles.

Según precisaron las fuentes, semanas atrás, Islas se presentó ante la Policía y denunció a Orieta, relatando de forma pormenorizada la maniobra. El joven contactó al acusado a través de su ex novia, la cual era sobrina del sospechoso. El primer encuentro entre ambos se habría producido en octubre del año pasado y el damnificado le manifestó que quería que le adjudicaran una vivienda para él y otra para su hermano. Orieta le habría señalado que sí era posible, que el trato lo iban a manejar sólo ellos. A partir de ese momento comenzó a pedirle diferentes sumas de dinero: $17 mil, luego $5 mil, hasta que en las últimas oportunidades los montos ascendían ya a más de $50 mil. Los engaños consistían en que le debía abonar dinero escribanos, deudas de las viviendas que estaban ubicadas en la zona sur de la ciudad. Cada vez que Islas le preguntaba cuándo le iban a adjudicar, recibía como respuesta que sólo debía esperar, que ya estaba para “salir” en cualquier momento. Al ver que no tenía una respuesta favorable, el joven decidió radicar la denuncia correspondiente.

Los investigadores constataron que no existía trámite alguno a su nombre y que Orieta no habría tenido ningún contacto en el Ipvu. En el allanamiento concretado ayer, la Policía secuestró una motocicleta en la que se movilizaba el sospechoso, documentación vinculada a la causa y el celular del acusado, del que podrían surgir nuevas víctimas de la maniobra.l

Más noticias de hoy