×

Villa Quebrachos sorprendió al mostrar por primera vez su capilla con un flamante techo

- 22:53 Interior

Impactó ver con un flamante techo aquella histórica y bella capilla de Villa Quebrachos mil veces fotografiada sin techo, como una ruina, erigida en medio de un puñado de construcciones de hace más de un siglo no en mejores condiciones. De repente se le quitó eso, más de cien años. Volvió a lucir viva, digna, completa. Seguramente no como fue levantada originalmente, pero al menos protegida del impiadoso sol santiagueño y de las cada vez más abundantes lluvias.



Gladys Margarita Fernández de Rigalli, presidenta de la Asociación Villa Quebrachos describió: “Gracias a Dios hemos terminado una etapa, la del techo en sí, pero falta todavía, toda la parte de atrás del altar y todo lo demás, por supuesto”.

“Lo hicimos con fondos propios de la familia Fernández Rigalli, porque mi marido era de apellido Rigalli y él tuvo mucho que ver. Trabajando siempre como asociación, porque es una obra comunitaria; no es un bien personal de nuestra familia”, expresó.

Otros proyectos

Consultada acerca del futuro de la edificación, que ahora estará mejor protegida de las inclemencias del clima, la descendiente del fundador dijo que esperan recuperarla completamente para que vuelva a funcionar como tal, para que se celebre misa y todos los oficios necesarios, sin descuidar la posibilidad de dotarla de un rincón destinado a museo.

Luego agregó: “Ojalá pudiéramos rehabilitar la Comandancia que se está cayendo. Nosotros hemos puesto un mástil también, un busto del Coronel; hemos hecho un parque infantil, más las 14 viviendas para familias de la villa, la provisión de agua. Tenemos el proyecto de la electricidad también, a través de la Depse, tenemos las columnas a 4 kilómetros”.

Haciendo un resumen de sus principales hechos, relató: “Villa Quebrachos fue la cabecera departamental hasta que llegó el ferrocarril y se hicieron las primeras estaciones. Eso le quitó todo el poderío a la villa. La gente se fue trasladando a las orillas de las vías, y después empezaron directamente a desmantelar nuestra población, a saquear lo que iba quedando. Todo fue desapareciendo de lo que había sido la capital (cabecera departamental), como la Policía, o los libros del Registro Civil de 1885”.

Monumento

“Cuando en 2006 se la declaró Monumento Histórico provincial, por la Cámara de Diputados de la Provincia, nosotros como familiares del Coronel Fernández formamos una asociación con la idea de ayudar a recuperar la villa, además de darle a conocer al Gobierno todo esto”, por la enorme trascendencia que guarda para la historia santiagueña, contó.

“Así que nos pusimos a trabajar. Tardamos un poco, pero al final lo hicimos con recursos propios al techo”, señaló con la satisfacción de haber dado un importante paso en la recuperación de la capilla que mandó construir su tatarabuelo a fines de 1800.

Más noticias de hoy