×

Casi pierde parte del cuello y de la espalda por una mancha

El hombre australiano tuvo que someterse a varias cirugías. Imágenes sensibles.

- 11:59 Mundo Web

Australia. Ryan Glossop, un hombre de 37 años oriundo de la ciudad de Perth, perdió gran parte de piel de su cuello y espalda, luego de múltiples operaciones por intentar vencer un cáncer maligno, que había aparecido como una pequeña mancha en su cuerpo.
Fue su propia esposa quien dio a difundir las imágenes, para que se haga público el caso, y así generar conciencia sobre los riesgos de contraer cáncer de piel.
Ryan había descubierto hace poco más de un año una mancha justo donde finaliza el cuello y comienza la espalda. Ante esto, acudió al médico y se realizó análisis para establecer a qué se debía dicha anomalía, lo que revelaron que estaban frente a un cáncer.
Posteriormente, el hombre se sometió a dos operaciones para extraer la zona en cuestión, pero los análisis siguientes no fueron favorables, lo cual derivó en nuevas intervenciones quirúrgicas. De esta manera, afrontó 40 biopsias de cuello, espalda y pulmón más cuatro operaciones dolorosas.
Finalmente en mayo de este año una operación final implicó la extracción de grandes porciones de piel del cuello y de las piernas, ya que: “Se necesitaba tomar un gran área de piel afectada. Luego Ryan tuvo un injerto y le quitaron piel de ambas piernas para cubrir la sección de su cuello y espalda", reveló su esposa.
Los médicos tuvieron que retirar un trozo de epidermis de 8 cm de ancho y 40 cm de largo. Ahora debe someterse él y sus dos hijos a controles periódicos para realizar una detección temprana ante la presencia de cualquier tipo de anomalía.

Australia. Ryan Glossop, un hombre de 37 años oriundo de la ciudad de Perth, perdió gran parte de piel de su cuello y espalda, luego de múltiples operaciones por intentar vencer un cáncer maligno, que había aparecido como una pequeña mancha en su cuerpo.

Fue su propia esposa quien dio a difundir las imágenes, para que se haga público el caso, y así generar conciencia sobre los riesgos de contraer cáncer de piel.

Ryan había descubierto hace poco más de un año una mancha justo donde finaliza el cuello y comienza la espalda. Ante esto, acudió al médico y se realizó análisis para establecer a qué se debía dicha anomalía, lo que revelaron que estaban frente a un cáncer.

Posteriormente, el hombre se sometió a dos operaciones para extraer la zona en cuestión, pero los análisis siguientes no fueron favorables, lo cual derivó en nuevas intervenciones quirúrgicas. De esta manera, afrontó 40 biopsias de cuello, espalda y pulmón más cuatro operaciones dolorosas.

Finalmente en mayo de este año una operación final implicó la extracción de grandes porciones de piel del cuello y de las piernas, ya que: “Se necesitaba tomar un gran área de piel afectada. Luego Ryan tuvo un injerto y le quitaron piel de ambas piernas para cubrir la sección de su cuello y espalda", reveló su esposa.

Los médicos tuvieron que retirar un trozo de epidermis de 8 cm de ancho y 40 cm de largo. Ahora debe someterse él y sus dos hijos a controles periódicos para realizar una detección temprana ante la presencia de cualquier tipo de anomalía.

Más noticias de hoy