×

En medio de significativas muestras de fe, miles de peregrinos veneraron a la Virgen del Valle

A pie y en vehículos llegaron a la vecina provincia los devotos desde distintas partes del país. Participaron de los principales actos y la ceremonia solemne fue presidida por el obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanc.

- 22:58 Santiago

En el Día de la Inmaculada Concepción miles de peregrinos de todo el país se dieron cita en Catamarca para vivir en primera persona el inicio del Año Jubilar Mariano por los 400 años de la presencia de la Madre del Valle.

Desde Santiago del Estero fue incesante el peregrinar de devotos, que, motivados por la fe, llegaron a la vecina provincia a venerar a la Virgen en su fiesta patronal. Además de tomar gracia frente a la imagen, la mayoría participó de la procesión y de las misas que se celebraron en la Catedral durante la jornada de ayer.

La Sagrada Eucaristía fue presidida por el obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el obispo Emérito de La Rioja, Mons. Roberto Rodríguez, además de numerosos sacerdotes del clero catamarqueño y de otras jurisdicciones eclesiásticas del país, quienes llegaron como peregrinos a honrar a la Santa Patrona de Catamarca y del Noroeste Argentino.

En el inicio de la celebración litúrgica, el Pbro. Marcelo Amaya dio lectura a los decretos de Indulgencias Plenarias concedido por la Penitenciaría Apostólica por especial mandato del papa Francisco; y el correspondiente al Año Jubilar Mariano Diocesano, emitido por el Obispo de Catamarca.

Una gran cantidad de devotos y peregrinos, que desbordó el Santuario Mariano, participó de la Eucaristía.

Mensaje

En tanto que Mons. Urbanc en su homilía expresó: “Querida Madre del Valle, para ti es este Año Jubilar, con el que queremos honrarte y agradecerte por todo lo que has hecho, haces y harás por tus hijos peregrinos en este ‘valle de lágrimas’. En Ti siempre queremos ver a la mujer creyente que supo vivir el misterio de la Virginidad unida a la Maternidad. A la joven diligente que corre presurosa a ayudar a su prima Isabel en las tareas más exigentes del hogar, para hacerle más llevadero los últimos meses de gestación de Juan, el Bautista. A la maestra de oración que nos enseña a alabar la grandeza del Señor, reconociendo que Él es el origen de los supremos gozos del alma, de la santidad, de la misericordia, de la justicia, del amor por los humildes y de la fidelidad. Y a la perfecta discípula de Jesús por el cumplimiento perseverante, fiel y perfecto de la voluntad del Padre”.

Antes de la bendición final se cantó el Himno a la Virgen del Valle y se rezó la Oración del Año y IV Congreso Mariano Nacional.

Los vivas y aplausos resonaron en el templo, mientras era incesante el paso de los peregrinos ante la imagen cuatro veces centenaria de la Virgen Morenita.

Monseñor Urbanc pidió a los fieles “valorarse desde el proyecto amoroso de Dios”

En su sentida homilía, el obispo Diocesano de Catamarca, Mons. Luis Urbanc también deseó que los peregrinos encuentren en ellos mismos el verdadero amor.

“Recuerden, hermanos, que nadie ama lo que no conoce. Por tanto, ocúpense de ustedes mismos, de manera que lleguen a valorarse desde el proyecto amoroso de Dios, quien todo lo hizo y sigue haciendo en orden a la realización plena de cada ser humano y de que seamos en verdad felices”, reflexionó.


Más noticias de hoy